Envasado

Envasado

Las mermeladas se envasan de inmediato, todavía calientes. Para ello se utilizan tarros de vidrio con tapas también de vidrio o esmaltadas, nunca metálicas.
Los tarros deben estar perfectamente limpios. Se pueden lavar en el lavaplatos a temperatura máxima, pero si vamos a hacer mucha cantidad, lo mejor es hervirlos 10 minutos. Los dejaremos secar boca abajo sobre paños limpios o papel de cocina y no los llenaremos hasta que no estén completamente secos.
Como la mermelada en el momento del envasado estará muy caliente, conviene que los tarros estén templados para evitar roturas. Si se rompe un tarro, aunque sea un poco, habrá que tirarlo sin intentar aprovechar el contenido, ya que pueden quedar pequeños cristales.
Los botes se llenan casi hasta arriba y se tapan inmediatamente. Como todas las conservas, se deberán guardar en sitio oscuro, fresco y seco.
Para esterilizar en producciones grandes se utiliza la maquina AUTOCLAVE, pero nosotros  haremos la esterilización por coccion

Esterilización

Las mermeladas, confituras y jaleas en principio no necesitan esterilización, ya que el azúcar y el ácido que contienen actúan como conservantes. Sin embargo, si llevan poca proporción de azúcar o se van a guardar mucho tiempo se pueden esterilizar.
Para ello se colocan los botes bien tapados en una olla alta donde quepan sin tocarse. En el fondo se coloca un paño replegado para que no choquen entre sí al cocer. Se cubren con agua unos cuatro dedos por encima y se lleva a ebullición. A partir de este momento se cuentan para los tarros grandes 18 un 20 minutos, para los tarros medianos que son los mas comunes ,de 10 un 15 minutos  y para los pequeños 8 minutos, apagar el fuego y sacar los botes para que se enfríen cuanto antes, aunque teniendo cuidado con los cambios bruscos de temperatura que podrían romperlos.
Para que las mermeladas tengan un color estupendo y un aspecto apetecible, lo mejor es el ENFRIAMIENTO PROGRESIVO, es ir añadiendo agua fría a la misma cazuela y extrayendo el agua caliente mediante el método de los vasos comunicantes,  hasta que el agua este casi fría.
Esto hace que las mermeladas queden más brillantes

Utilización

Aparte de comérnoslas en la merienda y el desayuno, las mermeladas, confituras y jaleas tienen multitud de aplicaciones en repostería: en rellenos, adornos, cubiertas, salsas. Además tienen también su lugar en la cocina salada, donde aparecen en muchísimas salsas y guarniciones de platos de caza, cerdo y aves.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cuatro =